PROYECTO

Los procesos de filiación simbólica en la educación pública: discursos, prácticas y sentidos promotores de inclusión - exclusión social

 

De modo paulatino y a partir de fines de los ´70, las negociaciones contemporáneas que se establecen entre el Estado y la sociedad civil vienen dado lugar a nuevas redes y tramas sociales en las que se configuran subjetividades diversas. Esta cuestión se articula con un proceso de cambio epocal.

Visualizamos cómo los formatos, el tiempo y el espacio en que se establecen las relaciones sociales y educativas ponen de manifiesto la construcción de nuevos modos y sentidos en la filiación simbólica de los sujetos, planteándole diversas alternativas y significados a su inclusión / exclusión en los colectivos sociales. 


No basta, en este punto, remitirnos a la inscripción social en tanto acción política y jurídica de ser parte de la vida en común. Más allá del plano formal, normativo, se nos plantean una serie de interrogantes orientados a comprender el/los modo/s en que la educación pública se configura en tanto dispositivo socio-político y propuesta de filiación simbólica de los sujetos a un colectivo social. Aspiramos a comprender e interpretar, tanto en el nivel de educación secundaria como universitaria, así como también en aquellos sujetos que no se encuentran escolarizados, las particularidades, fundamento y dinámica de este proceso. Un aspecto diferencial, de relevancia para el presente proyecto, lo constituye el hecho que, en tanto el primero es de carácter obligatorio , el segundo continúa siendo una opción entre otras. No obstante este aspecto diferencial, ambos comparten la preocupación por el alcance de sus acciones en términos de ingreso, permanencia y culminación de los estudios de la mayor cantidad de estudiantes. Sobre estas cuestiones versa la propuesta de investigación que aquí presentamos.
Son los procesos de filiación simbólica en espacios de participación en la esfera pública como los que propone la educación los que interesan abordar en el proyecto que planteamos. En especial, la construcción de los sentidos de pertenencia para los sujetos que forman parte de un proyecto educativo, estén signados por la obligatoriedad social y/o legal (educación secundaria) o no (educación superior universitaria). ¿Cuándo, en qué condiciones, bajo qué circunstancias, un sujeto se siente filiado a algo o alguien? ¿Qué sentidos se le atribuyen a dicha filiación cuando ésta parece estar sostenida por el deseo de formar parte? ¿Cómo se significa la obligación de filiarse? ¿Es posible conciliar filiación y obligación? ¿Cómo trabajan ambos en las construcciones simbólicas de los sujetos?

Las inquietudes mencionadas nos conducen a profundizar en la dimensión antropológica del derecho y en el lugar del Estado como garante genealógico de las filiaciones, del lazo social y subjetivo. Lo antedicho convoca a reflexionar acerca del proceso de legitimación social, política y subjetiva de la norma, cuyos protagonistas son los propios sujetos implicados.
¿Cómo se produce, en un espacio de educación formal, la articulación entre una norma que antecede a los sujetos y se les impone, con aquellas que se producen a partir de su llegada? ¿Cómo la norma puede o no volverse oportunidad para ob-ligar (ligar a), convocando a la implicación subjetiva y al deseo de formar y ser parte? Haremos hincapié en la dimensión subjetiva y antropológica de la ob-ligación (aquello que liga a), dimensión que permite recuperar el sentido de discursos y prácticas de los actores, para visualizar los modos en que se constituyen (o no) en una invitación a ser y formar parte, y en el que un proceso histórico y dialéctico de legitimación del sujeto y la norma se enuncia como posible (Viscaino, 2013).

El análisis se enriquece, por un lado, con las indagaciones puestas sobre la experiencia de los sujetos, tratando de comprender como captan, componen y articulan diversas dimensiones de  la vida social, con las cuales construyen sus experiencias y se constituyen a sí mismos. Es un trabajo normativo y cognitivo que supone distanciamiento de sí, capacidad crítica y un esfuerzo de subjetivación. Por otro, los aportes de Michel Foucault en relación con el estudio del poder atravesando las relaciones humanas, focalizando en los modos de ejercicio de este último, en las estrategias que se despliegan y en los paradigmas de normalidad, de orden y de disciplinamiento que se producen. Se trata de articular, en nuestra mirada y de acuerdo con lo que venimos planteando, la pesquisa de la imposición y de la oportunidad.

Dirección: Dra. Constanza Caffarelli
Codirección: Lic. Gabriela Gamberini
Integrantes: Lic. Nicolás Casado
Prof. María Fabiana Caruso
Mag. Ana Viscaino